Curiosidades sobre el poto

¿Sabías qué?... existe la tradición de regalar un poto cuando alguien estrena casa. Quizás esta sea la razón por la que todo el mundo tenga esta curiosa planta.

— Curiosidades sobre el poto

Datos curiosos sobre el poto 

• El poto (epipremmum) es una planta trepadora que pertenece a la familia de la Araceae.
• En España se conoce como poto, potus o pothos. En portugués como “hiedra del diablo”. En inglés como “hunter´s robe”.
• La palabra poto procede del griego “photo”, que significa “Dios de la añoranza”. Existe la creencia de que tener un poto ayuda a mitigar la nostalgia.
• Su nombre científico procede del griego “epi”, que significa “arriba”, y “premmom”, que significa “tronco”. Existen hasta 40 especies, con múltiples tonalidades en sus hojas (desde el verde claro hasta el oscuro y con motas amarillas). La epipremmum aureum procede de las Islas Salomón. La epipremmun pictus de Indonesia.
• El poto raramente florece. Sus hojas son variadas. Responden al fenómeno de la eterofilia, es decir presentan en la misma planta hojas de diferentes formas.
• Según estudios científicos, el poto es una planta que ayuda a purificar el aire. Actúa contra compuestos orgánicos volátiles como el formaldehído (presente en el humo del tabaco), el xileno (pinturas y barnices) y el benceno (pinturas plásticos y aceites).
• Es una planta tóxica y no recomendada para gatos y perros. Si tienes mascota en casa, ubícala en un lugar en alto.

¿Cómo reproducir un poto? 

Los potos pueden reproducirse fácilmente de diferentes formas:

  • Esquejes: Introduce un esqueje en agua y en pocas semanas echará raíces.
  • Por división: Divide la raíz con su tallo y plántala directamente en un nuevo recipiente.

Cuidados de los potos 

  • Luz: Los potos se adaptan bien a cualquier espacio, aunque necesitan luz preferentemente tamizada. La luz directa puede quemar sus hojas.
  • Temperatura: 15-20 ºC
  • Riego: En invierno una vez a la semana. En verano hay que comprobar el sustrato. Cuando empiece a secarse necesita un aporte de agua. Como los helechos, necesitan que pulvericemos sus hojas.
  • Plagas: Araña roja, cochinillas y podredumbre del tallo.
  • Dificultad: Baja. Es una planta ideal para los que se consideran “mata plantas”. Sus cuidados son mínimos. Eso sí, si queremos que luzca “verde-verde” y que crezca a la velocidad del viento, necesitamos abonarla con un fertilizante que contenga NPK de mayo a septiembre, aproximadamente cada 15 días.

¿Dónde comprar potos?


Sin comentarios

Publicar un comentario

El rollo legal de las cookies

La Huertoteca utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies