¿Qué es un huerto medicinal?

Qué es un huerto medicinal

¿Qué es un huerto medicinal?

Un huerto medicinal, a diferencia de un huerto tradicional, es aquel en el que cultivamos plantas con propiedades beneficiosas para nuestra salud. Estas plantas contienen principios activos con una actividad terapéutica. No obstante, en ningún caso estos cultivos sustituyen a los medicamentos, pero su consumo tampoco nos proporciona ningún mal. Es más, pueden ayudarnos a tratar afecciones leves por sus propiedades
digestivas, cicatrizantes, antibióticas o diuréticas.
Descubre más sobre cómo tener un huerto medicinal en casa.

¿Qué necesitamos para crear un huerto medicinal?

En realidad, como cualquier huerto, necesitamos tener un espacio con algo de luz.

La mayoría de los cultivos son hierbas medicinales, por lo que las necesidades no son tan exigentes como los cultivos de fruto.

Necesitamos tener al menos 4 horas de luz y recipientes adecuados, que pueden ser huertos en estructura (mesas de cultivo, jardineras o macetas) o huertos tradicionales en los que plantamos directamente a suelo.

¿Dónde ubicamos nuestro huerto medicinal?

Para cualquier cultivo, la mejor orientación es la sur. Pero también podemos cultivar en la suroeste o noroeste. Lo importante es comprobar cuántas horas de luz recibe el espacio en el que estemos pensando ubicar nuestro huerto medicinal.

Si lo ubicamos en el interior, es mejor que esté cerca de una ventana, por ejemplo, en la cocina. La calefacción y la falta de ventilación son sus principales enemigos.

Debemos evitar ubicarlo cerca de los fogones para que no sufran cambios bruscos de temperatura y del chorro directo de la calefacción en invierno o del aire acondicionado en verano.

Si tenemos algo más de espacio, podemos ubicarlo en los balcones o terrazas. En invierno hay que tener especial cuidado con las heladas y en verano con el calor extremo.

La ubicación del huerto medicinal: ¿exterior o interior?

El interior tiene más limitaciones, como la luz y el espacio. Y no nos engañemos, vamos a tener que realizar algún cuidado extra ya que no es su hábitat natural.

Normalmente los huertos en estructura tienen un sustrato diferente, ya que es mucho más poroso, y debe ser rico en nutrientes, que tendremos que ir proporcionándoselos a medida que realizamos un cambio de cultivo o que reponemos la planta.

Si lo ubicamos en el exterior podemos utilizar un espacio al aire libre y crear un huerto tradicional.

Las necesidades de agua también son diferentes.

¿Qué recipientes utilizamos para el huerto medicinal?

Si el huerto es en macetas, siempre son mucho mejores las de barro que las de plástico.

El barro protege a las raíces de las altas temperaturas y las mantiene siempre frescas, cosa que no ocurre con las de plástico.

Si el huerto es en estructura, el material ideal es la madera. Si está ubicado en el exterior tiene que ser una madera tratada y preparada para la lluvia y la humedad.

Y sobre todo, elijamos el contenedor que elijamos, siempre debemos evitar el encharcamiento. A las plantas no les gusta nada la sensación de “pies mojados”.

Sin comentarios

Publicar un comentario