¿Cómo se cultiva el apio?

Apio, cómo se cultiva

¿Cómo se cultiva el apio?

El apio (Apium graveolens) pertenece a la familia de las opiáceas. Se trata de una hortaliza con textura crujiente, que se puede consumir cruda o cocinada. Es un alimento rico en vitaminas y minerales. Posee un alto contenido en agua, con un sabor fuerte y amargo.

Cultivo del apio en semillero

El cultivo del apio es sencillo. Necesitamos de 8 a 10 semillas para su siembra. Preferentemente se aconseja que reciba luz natural, pero no sol directo.

  1. Enterramos las semillas, no más de 2 veces su tamaño en el tiesto.
  2. Colocamos nuestro semillero en un lugar con temperatura entre 18-22 grados.
  3. Mantenemos la humedad hasta su germinación. Regamos con precaución hasta tener 8-10 cm.
  4. Una vez que la semilla ha crecido, la trasplantamos a una maceta.
  5. Mantenemos en un lugar en semisombra hasta alcanzar 2-3 hojas.
  6. A partir de entonces, podemos colocarlo a pleno sol en la misma maceta, jardinera, mesa de cultivo o bancal.

¿Conoces las propiedades del apio?

El apio es una hortaliza que tiene numerosas propiedades. Nos ayuda a tranquilizarnos, a eliminar impurezas, mejora nuestra líbido, favorece la movilidad del intestino y es un estupendo cicatrizante.

Sin comentarios

Publicar un comentario

El rollo legal de las cookies

La Huertoteca utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies